12.2.05


Sábado de museo


Hasta el 27 de febrero, el Museo Arqueológico Nacional acoge una exposición titulada “El vaso griego”. Se pueden ver cráteras, copas, ánforas... piezas del propio museo, y también del Louvre, del Hermitage, de colecciones privadas... el final de la exposición trata de cómo en los siglos XVIII y XIX se redescubrieron los motivos decorativos griegos y se utilizaron en vajillas, mobiliario, etcétera. Hoy había poca gente por la mañana, y entre los pocos asistentes, tres chavales de unos 16 años vestidos de okupas (pañuelo palestino, cinturón de pinchos, sudadera con capucha y dibujo de cuadritos de ajedrez...). Sin duda les habían mandado ir desde el instituto, para algún trabajo de clase. Se paran frente a un tapiz con unos faunos...

—Esos con rabo de león, ¿qué son? —dice uno de ellos, mientras una compañera toma notas.
—Creo que son faunos, o sátiros —responde otro que sabe perfectamente que son faunos, pero le da vergüenza mostrar que lo sabe.
—Joé, faunos. Faunos y floros ¿no? —bromea el que ha preguntado— pues tienen las orejas en punta, como los elfos...

Aquí se ve el daño del El Señor de los Anillos, y todo el ladrillo de la fantasía heroica. Los chavales saben qué es un Hobbit y cómo es la Tierra Media, pero no tienen ni idea de mitología clásica (que es “su mitología”). Les suena mucho más, en todo caso, la mitología celta y nórdica. Y sigue el diálogo.

—Si fuera un sátiro tendría los pies de caballo—Dice el más culto confundiendo un centauro con un sátiro.
—Ah ya, como el de la peli de Hércules —Responde el otro, aludiendo a la película de dibujos animados de Walt Disney...

Luego se paran frente a un cuadro enorme, que representa a Sócrates riñendo a Alcibíades, quien descansa en los brazos de una mujer.

—Ése es Sócrates —dice la chica— y está regañando a otro que tiene un nombre súper raro...

Entonces me dirijo a ellos y les digo "Sócrates está enfadado con su discípulo Alcibíades porque en la Antigua Grecia los maestros se acostaban con sus discípulos... como en la peli de Alejandro Magno.... Y a Sócrates le ha molestado que su alumno se acueste con una mujer..."

Ponen cara de asombro.
—O sea, que lo mismo les daba carne que pescado.
—Sí —añade otro— Y Platón y Aristóteles, todos se pasaban por la piedra a sus alumnos...

Y ahí quedó la cosa. Hala, todo el mundo a seguir leyendo a Tolkien y a volverse loco con lo celta, las gaitas, los duendes y los elfos. Y mientras nosotros, esperando a los bárbaros...




0 Comments:

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?