17.2.05





Una nueva ciencia: LA BLÓGICA

Esta nueva disciplina es como la lógica pero con “b” . Blógicamente, las cosas no son como nos parecen. Existen medios de comunicación iblógicos e incluso parablógicos... Pero sólo los blogs son nuestros... He aquí la historia blógica de cómo uno se hace una bitácora.

1. Primero un día se oye la palabra, se caza al vuelo, aparece en Google... los blogs seducen lentamente. Se empieza leyendo los de los demás... a continuación, el gran paso, uno osa dejar un comentario en una página ajena... y luego otro, y otro, y se enfrasca en una discusión y piensa “tengo mucho que contar, voy a montar mi propia bitácora...”

2. Luego se busca un nombre, se hace una presentación, se duda en si preservar el anonimato... y se pone a escribir a trancas y barrancas.

3. Después, sobreviene una etapa blogotécnica, en la que uno quiere aprender a poner fotos en su página, a cambiar el tipo de letra, el color de fondo... empieza a copiar etiquetas de códigos fuente ajenos y piensa “si me viera mi abuela pensaría que estoy loco”.

4. A continuación llega el momento de aprenderse palabros nuevos: post, comment, template, sindicación, RSS, feeds... Y a poner iconos chulos en la página, en miles colores... (del tipo de XML, Atom, Blogshares...) algo que le dé empaque a la cosa, marchamos de garantía. Incluso uno llega a entender lo que es el trackback y hace como que sabe algo de Movable type. Y se pone un medidor de visitas en la página...

5. A partir de aquí, Nedstat es la razón para seguir viviendo. Llega el blogocentrismo a la vida del autor. (El blogocentrismo es como el logocentrismo de Derrida, pero con “b” de centollo)

6. El autor ya se puede considerar como ideoblogizado: "¡Mis lectores me necesitan!", dice al abrir el ojo por la mañana, antes de salir corriendo hacia el ordenador... "¡No ha entrado nadie en mi página en los últimos treinta segundos, estoy acabado!", dice otro mientras alarga la mano para coger unos gelocatiles... "He perdido a mi lector de Singapur!" se lamenta el de más allá.
Y luego está la lucha de géneros... ¿Hay que guardar la unidad de estilo? ¿Mantenerse en lo impersonal? ¿Pasar a las confidencias? ¿Caer en la primera persona...?

Éste, ay, es un mundo maravilloso...

Etiquetas: , , ,





0 Comments:

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?