9.3.05


Obscenidad

"El morbo sube audiencias y eso es algo para lo que nosotros no estamos dispuestos a que se nos utilice"

Cuando Pilar Manjón, presidenta de la Asociación de Víctimas de los atentados del 11-M, pronunció esta frase la semana pasada, sabía lo que se avecinaba. Estos días en que radios y televisiones emiten programas especiales por el aniversario de los atentados del 11 de marzo, la manipulación de emociones está a la orden del día.

Esta mañana Federico Jiménez Losantos adelantaba lo siguiente: “El 11-M vamos a poner una música muy triste y muy bonita, que llevo meses recopilando. Y vamos a llorar, porque es un día en el que hay que llorar. Ya verán qué bonito. Y luego vamos a conectar con las campanadas”. Las campanadas son ésas que las víctimas no quieren que se produzcan.

Por cierto, que sería un bello gesto del nuevo presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, si éste pidiera al Arzobispado de Madrid que NO suenen los campanarios si las víctimas no quieren.

También en Telecinco, en Telemadrid, en todas las cadenas, se están anunciando y emitiendo reportajes y tertulias sobre el 11-M con fondos musicales tristes, como la manida Tears In Heaven de Eric Clapton..., o con títulos de documentales como El tren de los sueños rotos. Seguro que el que se lo ha inventado se cree un genio de la comunicación.

¿Cómo se puede llamar periodismo serio a esta manipulación de emociones? Los hechos son terribles por sí mismos. No hace falta tratar de realizar una especie de telefilme de segunda con algo tan serio. Basta con recordar las cosas como fueron, sin aditivos obscenos.




0 Comments:

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?