9.3.05


Perspectiva



El otro día en el Rastro de Madrid vi este coche. Un Porsche 911 de Rico. Perdón por la nostalgia y la primera persona, pero yo tuve uno igual cuando era pequeño. El mío era rojo. En la foto se ve el mando a distancia (con cable) en el que hay un volante blanco para hacer girar las ruedas delanteras.

Lo que más me gustaba era que había un botón en ese mando para hacer que salieran los faros. Cuando salían, al mismo tiempo, se encendían. Creo recordar que también había otro botón para hacer rugir el motor...

Cuando yo jugaba con ese coche no se me pasaba por la cabeza la posibilidad de que algún día me encontraría uno igual en el Rastro, y de que yo llevaría encima una cámara digital, y de que volcaría esa foto en un ordenador, y de que la iba a ver más gente...

No sé. Ahí está el coche, tan pequeño, rodeado de gigantes. Parece el mundo al revés. Un coche de macarra amedrentado por los peatones. Parece como que quiere huir, pero el bordillo es demasiado alto.

Casí siempre es bueno tomar distancia respecto a las cosas. Relativizar un poco. A mí esta foto no sé por qué, me ayuda. Era un coche precioso. El mío era rojo.





0 Comments:

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?