23.8.05


Esperando al abuelo de papel

(OPINIÓN) Todavía ocurre: cuando un medio digital que tiene un correlato en papel encuentra una exclusiva, generalmente tiene que esperar a que su “abuelo de papel” la publique.

La bitácora Periodistas21 recordaba el año pasado que el 55% de los “ciberperiodistas” latinoamericanos “respeta algún tipo de embargo sobre los contenidos de la edición impresa”.

La publicación de una exclusiva en Internet es considerada todavía, al menos en España, como una publicación “de segunda”. Además, los responsables de las ediciones de papel no quieren que sus propias webs “levanten liebres” y den tiempo a la competencia a poner en marcha las rotativas.

Sin embargo, ya hay herramientas para competir en la Red. Por ejemplo, en Google News se puede saber quién publicó antes una noticia. El lector no se fija en estos detalles (igual que el lector de periódicos de papel casi nunca se fija en quién firma una información), pero la rivalidad entre medios digitales por quién da antes una última hora es evidente (y muy divertida).




....Unas veces se apuntan el tanto unos, otras, otros:





En otras ocasiones la tensión es tal, y se sucede de tal manera la información, que se produce algún error que se subsana sobre la marcha:




Aunque al lector un error en Internet le duele tanto como en la letra impresa, no se comprende que los medios digitales se parecen a la radio en que se actualizan y corrigen constantemente.

Bye, bye, opinión

El papel hace años que perdió la exclusiva de la última hora, a causa de la radio y la tv. Con las bitácoras está perdiendo el monopolio de la opinión. Parece que su única salida es la interpretación y el análisis…

Pero no se forma a los periodistas para que analicen e interpreten. Más bien se les forma para que actúen como hombres-orquesta que sean capaces de transmitir información en varios soportes. La reducción de costes es incompatible con la calidad de la información.

La letra impresa sigue teniendo una fuerza y prestigio inigualables. Pero también existe un prejuicio injustificado sobre el periodismo en Internet. Y no es una cuestión de “viejas guardias” contra los periodistas jóvenes. Para nada.

Hay mucho recién salido de la facultad o de un máster que pone cara de oler mierda en un palillo cuando se le habla de la posibilidad de trabajar en un medio digital. No son conscientes de que se están perdiendo los primeros años de vida de una nueva forma de hacer y presentar información.

La inmensa mayoría quieren ser una especie de Truman-Capote-corresponsal-de-guerra-intelecutal-aventurero-creador-de-opinión-y-novelista. Todo en una.

También hay muchos periodistas veteranos fascinados por el nacimiento de un nuevo soporte de información, y algunas empresas apostando fuerte y sin complejos por ello. Sin duda están ganando posiciones para el futuro.

El ejemplo del 'NewYorkTimes'

Las tornas del escepticismo hacia el periodismo digital se van invirtiendo. En Japón, los ingresos publicitarios del mercado de Internet, superaron en 2004 a los de la radio. Asimismo, The New York Times, nada más y nada menos, acaba de anunciar que unificará la redacción de papel y la digital.

Periodistas21 recuerda, aludiendo a un reciente estudio, que “mejora la situación de los ciberperiodistas y pasan a ser los mejor pagados entre los periodistas novatos”.


Cabe esperar que dentro de pocos años, todo el mundo se suba al carro de lo digital. Entonces oiremos cosas como ésta: “Yo siempre aposté por Internet; estaba claro que iba a ser el futuro”.

Los medios digitales no son de una forma determinada. Se están ensayando diversas fórmulas a la vez, y ése es un motivo más para apasionarse por ellos.





0 Comments:

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?