31.3.08


James 



Dejad que os cuente la historia de James Matthew Barrie, nacido en Escocia en 1860.
Sus padres tenían algo de dinero. James fue el más pequeño de nueve hermanos. Cuando vino al mundo, su madre, Margaret Ogilvy, únicamente pensó: "otra boca que alimentar".

Cuando James tenía siete años, su hermano David -de 13- sufrió un accidente patinando. Una semana después moría de una "inflamación cerebral", según el certificado de defunción.

La madre de James perdió la cabeza y abandonó sentimentalmente a sus hijos. Especialmente a James, quien tampoco recibía demasiada atención de su padre.

Era tal el deseo de James por recuperar el mínimo amor de su madre y de curar la herida que ésta sufría desde la muerte de David, que nuestro protagonista comenzó a vestirse con las ropas de su hermano muerto, a silbar como él, a intentar reemplazarle en el corazón de su madre. No dio resultado, claro.

Los traumas vividos provocaron una reacción psicológica en el pequeño James, algo así como si su cerebro hubiera decidido no crecer. James, que llegaría a ser nombrado Sir y a vivir hasta la edad de 77 años (murió en 1937), nunca sufrió los cambios hormonales de la pubertad… y su estatura no llegó a sobrepasar los 1,47 metros.

Se causó a sí mismo lo que lo psiquiatras llaman "enanismo psicogénico" [enlace en inglés].

He olvidado deciros que, en 1904, James Matthew Barrie estrenó su obra literaria más famosa: Peter Pan. La historia de un niño que no quería crecer.

En la imagen que acompaña este texto, podéis verle junto a un perro, lo que permite hacerse una idea de su poca estatura. Para saber más sobre J.M. Barrie, os recomiendo esta página en inglés, donde hay incluso vídeos. En esta grabación (RealPlayer) se limita a mirar fijamente a la cámara, con una mezcla de ira y tristeza en los ojos.

Los niños tienen su propia explicación del mundo: fantasiosa y alocada. También tienen una explicación del lugar al que van si, siendo todavía pequeños, mueren o desaparecen. Barrie, en Peter Pan, hizo ver a los adultos qué es lo que piensan los niños de la muerte y el sufrimiento. En realidad, sólo hay una forma de que un niño no crezca. Quizá Peter Pan quiso crecer, pero no pudo.

Etiquetas: , , , ,





8 Comments:

apasionante.

Peter Pan siempre fue mi cuento favorito, y ahora más.

By Blogger maía, at 31 de marzo de 2008, 22:40  

En este caso como en muchos la estatura ,no es lo importante si no el intelecto y eso es importante ,tome nota sr Fraguas.Mi madre mide 1,51 y podría ser ministra de economía vivan los bajitos y sus santos cojo...

By Anonymous Cojo nudo, at 1 de abril de 2008, 0:15  

Como si la explicación del mundo de los adultos (fabricada) no fuese fantasiosa y alocada.

Por lo que tengo visto hasta el momento, un niño se distingue de un adulto sólo porque le faltan dos cosas: dinero y prejuicios; y esto, los fabricantes de la realidad, lo saben.

By Anonymous nos, at 1 de abril de 2008, 14:29  

Me llena de orgullo y satisfacción saber que él y ello son también fanes de Peter Pan.

By Anonymous ╞╧══╪╗, at 1 de abril de 2008, 16:00  

Una pregunta: si "nunca sufrió los cambios hormonales de la pubertad", ¿de dónde le sale ese bigotón? ¿No está un poco calvo?

By Blogger Nubian Singer, at 2 de abril de 2008, 11:30  

Conozca la respuesta a estos enigmas en Cuarto Milenio.

By Anonymous Anónimo, at 2 de abril de 2008, 14:09  

Alberto Q.

www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Peter Pan NUNCA quiso crecer. Si hubiera deseado lo contrario hubiera sido un inconsciente.

Yo quiero ser Peter...

Saludos, caballero!!!

By Anonymous Anónimo, at 2 de abril de 2008, 20:54  

Y SI PETER PAN ES EN REALIDAD,.... CHIQUETETE! LA VOZ SI LE CAMBIÓ. POR AHÍ VAMOS MAL. PERO SERÍA UN PUNTAZO.

By Anonymous Anónimo, at 5 de abril de 2008, 13:17  

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?