24.3.09


Una bellota no es un roble. Un embrión no es un niño 


Ejemplar argumentación de Jesús Mosterín contra las falacias de los antiabortistas:

"La campaña episcopal se basa en el burdo sofisma de confundir un embrión (o incluso una célula madre) con un hombre. Por eso dicen que abortar es matar a un hombre, cometer un homicidio. El aborto está permitido y liberalizado en Estados Unidos, Francia, Italia, Portugal, Japón, India, China y en tantos otros países en los que el homicidio está prohibido. ¿Será verdad que todos ellos caen en la flagrante contradicción de prohibir y permitir al mismo tiempo el homicidio, como pretenden los agitadores religiosos, o será más bien que el aborto no tiene nada que ver con el homicidio? De hecho, el único motivo para prohibir el aborto es el fundamentalismo religioso. Ninguna otra razón moral, médica, filosófica ni política avala tal proscripción. Donde la Iglesia católica (o el islamismo) no es prepotente y dominante, el aborto está permitido, al menos durante las primeras semanas (14, de promedio).

Una bellota no es un roble. Los cerdos de Jabugo se alimentan de bellotas, no de robles. Y un cajón de bellotas no constituye un robledo. Un roble es un árbol, mientras que una bellota no es un árbol, sino sólo una semilla. Por eso la prohibición de talar los robles no implica la prohibición de recoger sus frutos. Entre el zigoto originario, la bellota y el roble hay una continuidad genealógica celular: la bellota y el roble se han formado mediante sucesivas divisiones celulares (por mitosis) a partir del mismo zigoto. El zigoto, la bellota y el roble constituyen distintas etapas de un mismo organismo. Es lo que Aristóteles expresaba diciendo que la bellota no es un roble de verdad, un roble en acto, sino sólo un roble en potencia, algo que, sin ser un roble, podría llegar a serlo. Una oruga no es una mariposa. Una oruga se arrastra por el suelo, come hojas, carece de alas, no se parece nada a una mariposa ni tiene las propiedades típicas de las mariposas. Incluso hay a quien le encantan las mariposas, pero le dan asco las orugas. Sin embargo, una oruga es una mariposa en potencia".


Sigue leyendo aquí la tribuna de Mosterín

Etiquetas: , , , ,





22 Comments:

Buena argumentación... si no fuese porque el autor lo estropea cuando denomina "dictador" a Daniel Ortega, sin explicar por qué lo califica de tal.

By Anonymous Anónimo, at 24 de marzo de 2009, 17:03  

No creo que eso estropee la argumentación. Es sólo un debate paralelo y que no viene al caso.

By Blogger Toño, at 24 de marzo de 2009, 17:09  

Como escribió alguien hace dos artículos, el argumento de Jesús Mosterín -que no prueba, por otra parte, cuándo comienza la vida humana, ni cómo, ni en qué fetos es antes y en cuáles después- vale para fetos hasta un momento antes de su nacimiento.
Todos sabemos que, en una clase de niños de seis años, hay unos muy pequeños y otros que parecen tres cursos mayores: el desarrollo humano no es igual en todos los individuos de la especie. Entonces, ¿por qué 14 semanas para todos? ¿Cuál es el momento exacto? ¿Tras 14 semanas y una hora sí hay vida -suponiendo que se pueda calcular con precisión horaria el momento de la unión del espermatozoide y el óvulo- y tras 14 semanas menos una hora no? Obviamente, el plazo es aleatorio y no responde a ningún criterio objetivo y diferencial -que no igualitario- para todos los fetos.

Por otra parte, los ejemplos me parecen casi irrisorios, ya que cualquier comparación con un ser humano me parece más tabernaria -por muy filósofo que sea su autor- que científica.

"Se es hombre a partir de un determinado momento antes de nacer; pero sobre la definición de este momento no existe una opinión unitaria; y se localiza en diferentes estadios evolutivos, desde la fecundación hasta la formación del cerebro y de la figura típicamente humana": este texto pertenece a la Sociedad Alemana de Ginecología, y sostiene que no podemos establecer el momento exacto de la existencia de vida. De hecho, unos especialistas manteienen las 14 semanas, otros sólo doce y algunos ocho... Da igual, lo que importa es que no se puede establecer de manera precisa, porque no sabemos cuándo comienza la vida humana.

Y, si no lo sabemos, ¿cómo podemos crear una ley de plazos para el aborto?

Eso sí, mientras tanto se legisla por plazos y aumenta cada año el número de abortos: más de 100.000 al año.
Sigo sin tenerlo nada claro.

Creo que centrar el debate en la Iglesia me parece echar balones fuera: quienes hacen la ley y deben explicar hasta su último detalle es el gobierno de mi país, independientemente de lo que digan unos señores obispos.

By Anonymous JL, at 24 de marzo de 2009, 18:00  

todo eso estaria bien si los robles no necesitaran de las bellotas o si los los humanos no vinieran de los cigotos; veamos, según como queramos llamar a las cosas, un retoño de una planta o de un arbol tampoco es un individuo completo, ni es lo mismo talar un arbol centenario que pisar una pequeña planta de apenas unos dias...todo dependera de los valores que le demos a cada cosa; un detalle importante, sepa ud. que al margen de la iglesia hay muchas personas no creyentes ni tampoco esa cosa tan extraña y tan de moda de "creyentes no practicantes", sino que hay ateos y agnósticos que no practicamos ninguna religión ni seguimos ningun rito, de esos que muchas veces se "cumplen" por conveniencia social, lease bautizos, comuniones, primeras o segundas, etc, o sea, no tenemos nada que ver con la iglesia, y sin embargo no estamos de acuerdo con el aborto o al menos con la consideración del mismo como un logro, y pensamos que el aborto en todo caso es un mal menor y por supuesto un fracaso, y por otra parte, para alguien que no tiene fe como yo, es muy difici aceptar que, de repente, haya personas que, como nuevos dioses, tengan la facultad de determinar que justo a partir de la semana 14 si "es un humano" pero antes no; puede que mi argumento le parezca politicamente incorrecto, pero seguire opinando así mientras no me muestren argumentos bioéticos que hagan cambiar mi visión del asunto.

un saludo

By Blogger josman, at 24 de marzo de 2009, 18:01  

"El nacimiento determina la personalidad, pero al concebido se le tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables"

¿Para todos los efectos menos para la vida?

Dejad de meteros con la Iglesia e id corriendo a cambiar el Cógigo Civil, panda de folclóricos.

By Blogger Pkdor, at 24 de marzo de 2009, 19:16  

"Ninguna otra razón moral, médica, filosófica ni política avala tal proscripción". ¿?
Poned en google "fotos+aborto" y dadle a Imágenes. Veréis que bonitas imágenes de bellotas humanas interrumpidas y ensangrentadas sobre blancos apósitos.
La única circunstancia que hace que la iglesia aparezca como tal amenaza para los pro-abortistas es su posición al respecto de este asunto: absolutista, inquebrantable y deseperadamente sólida, tanto racional como moralmente, que nadie puede discutir. Gran parte de la derecha es hipócrita en este asunto, admitiendo supuestos, aceptando plazos, etc. Me temo que aquí no caben medias tintas.
El artículo de este Mosterín es un insulto a la inteligencia, como poco.

By Anonymous Manolo, at 24 de marzo de 2009, 23:32  

¿ Y a una bellota, cúando se la considera bellota, ¿cuando es polinizada la flor?¿o cuando está madura?

By Blogger Por Lo Pronto y Para Empezar..., at 25 de marzo de 2009, 9:43  

El proyecto de ley es una chapuza -ya han cambiado lo concerniente a las malformaciones- que no argumenta sólida ni racionalmente los plazos desde una perspectiva biológica y que, para más inri, no ha sido lanzada por el Ministerio de Sanidad, sino por el de...¡Igualdad! (supongo que para que sirva para algo, justificar su presupuesto y, de paso, ejercer de progres). ¡Menos mal que no la ha promovido Fomento!

Y, por cierto, las fotografías de fetos abortados con 14 semanas sonespeluznantes. No son bellotas, eso sin duda.
Lo curioso es que a Antonio, que siempre busca razones para todo, le valgan unos argumentos tan poco sólidos para defender el aborto. No por esperado -ideología manda- es menos decepcionante.
Un saludo.

By Anonymous Mario, at 25 de marzo de 2009, 10:55  

Me encanta, todos los comentaristas, al menos por sus nombres, parecen chicos.

Señores, no se debate si aborto sí o aborto no, sino los plazos. Y los plazos se delimitan imitando a las legislaciones europeas, que llevan años aplicándolos.

Y más allá de todo esto, está la conciencia de cada cual. Una mujer puede decidir que aborta y hacerlo mucho antes de los límites de la Ley o, incluso, puede decidir que no aborta.

No creo que haya nadie que piense en el aborto como algo bueno. Me consta que genera mucho sufrimiento y culpabilidad. Pero lamentablemente a veces no queda otra solución. Lo ideal sería, claro está, que cada feto se convirtiera en una persona y todas las personas tuvieran las mismas oportunidades.

Sin embargo a nadie parece escandalizarle que la Iglesia no sólo haya permitido sino animado al aborto durante siglos, y también al infanticidio femenino, pronunciándose en contra sólo a principios o mediados del siglo XX, qué casualidad, con la gestación de la clase media.

Pocos conocen nuestras leyes lo suficiente como para saber que, por ejemplo, si un hombre mata a su mujer y ella estaba embarazada, aunque estuviera a dos días de dar a luz, la muerte del bebé se paga como máximo con cuatro años de pena -eso si el juez es rumboso-, y la mayoría de las veces con nada, por considerar la Ley que dado que no había habido alumbramiento, el bebé no es un ser humano. Ahí queda esta perla de Ley, del ultracatólico franquismo.

Creo que, si se trata de proteger a la infancia, más valdría cambiar una serie de cosas en las leyes y afinar otras que ya existen.

La doble moral de los españoles es proverbial: padres llevando a sus hijos a correr encierros, madres protestando a la UE porque las Fallas son una tradición y los niños tienen que poder tirar petardos y asistir... Niños que pierden la vida en accidentes de tráfico a manos de sus propios padres; niños que se ahogan en piscinas porque nadie estaba atento, niños que mueren en pozos que los padres no habían sido capaces de cegar, niños que mueren cargados de petardos y cohetes para las fiestas del pueblo...

Qué gloria.

By Blogger Madame Discordia, at 25 de marzo de 2009, 11:23  

Alucinante: Si la Iglesia compara la protección de un lince con la de un bebé lo calificas como "ignorancia" y "demagogia", pero si un proabortista pone a la misma altura el sistema reproductivo de una planta con la de un mamífero es una "ejemplar argumentación".
Pues no señores. El problema aquí no es decir sí o no al aborto. El problema es el manifiesto sectarismo de algunos y las posturas extremas que el partido correspondiente impone y el pueblo llano repite cual papagayo.

By Anonymous Anónimo, at 25 de marzo de 2009, 12:48  

a ver madame, lo que haya hecho la iglesia ni justifica ni hace mejor o peor la cuestión, lo de las actitudes de los padres (y klas madres) con sus hijos, manifiestamente mejorable sin duda, y ya que erstamos, si de paso se suprimen el maltrato animal y las mal llamadas fiestas nacionales, mejor todavia; la ley de doble o triple moral, terrible;
dices que no se habla del aborto sino de los plazos, bien, te contesto que a mi al menos me interesa hablar del aborto y no de la iglesia y aunque te aseguro que no me hace ninguna gracia tener algo en común con alguien como rouco, mi conciencia me sigue diciendo que es no, menos mal que en cuanto a la eutanasia, por ejemplo, ya las posturas serian diatralmente opuestas; en resumen, mi interes al menos es mantener un dialogo sobre el aborto, al margen de quien defienda que y porque...en caso contrario, hablaremos solo de la nefasta o maravillosa iglesia catolica o de si ZP es culpable o no de todos los males de este mundo


un saludo

By Blogger josman, at 25 de marzo de 2009, 17:04  

Josman, me parece bien que quieras centrar el debate, como se dice ahora.

Yo también soy provida, no en el sentido de los antiabortistas, sino en el sentido de que la vida triunfe en cada ser. Estúpida que es una.

Sin embargo, en el caso del aborto y como explicaba en mi comentario, creo que todo se reduce a un asunto de conciencia que, desgraciadamente, casi siempre está contaminada por la necesidad. Lo ideal es que nadie tuviera la necesidad, pero es utópico. Y desde luego habría que poner todos los medios para que nadie tuviera que abortar y aunque suene pueril y voluntarista, es lo que yo querría. Mientras tanto, habrá que permitir que cada cual actúe según su conciencia -religiosa o no- porque al fin y al cabo los individuos tienen pleno derecho sobre su cuerpo.

By Blogger Madame Discordia, at 26 de marzo de 2009, 10:36  

La conciencia es libre, pero los actos deben estar regulados por ley. Y la ley debe ser clara, fundamentada, pública y universal.
Si acabar con la vida de un feto es acabar con la vida de un ser humano o es acabar con la vida de un grupo de células no puede ser una cuestión de conciencia, Madame Discordia. O se sabe lo que se está haciendo o no.
Yo también pido que alguien aclare -el Gobierno no lo va a hacer, eso sin duda- en qué momento se considera vida humana a un feto, con qué criterios científicos y si esos plazos son aplicables a todos los fetos de igual tiempo, independientemente de su desarrollo.

By Anonymous Mario, at 26 de marzo de 2009, 13:21  

Mario, es que nadie te puede aclarar eso. Primero, porque según a quien le preguntes, tendrá una respuesta y segundo, porque realmente no se sabe. Lo que hay, como siempre, son convenciones. Dentro de las respuestas que te den, hallarás en la que tú te enmarcas, pero como es una cuestión de conciencia, habrá quien no piense como tú.

Es una pregunta como la de si existe Dios o no. No tiene una respuesta racional, la fe es un sentimiento: lo tienes o no lo tienes. Con esto pasa igual, por eso precisamente se establecen unos plazos, que son convenciones que se aplican con el consenso mayoritario de la comunidad científica, para asegurar que el feto, dentro de esos plazos, no sufre.

la conciencia, como siempre, tiene la última palabra. Nadie puede obligar a nadie a abortar.

By Blogger Madame Discordia, at 26 de marzo de 2009, 13:55  

Soy un fan de Madame Discordia desde ya. No he leído por ahí mejores argumentos que los que da ella, me ha dejado sin nada que añadir, Bravo!

By Blogger eulez, at 27 de marzo de 2009, 15:58  

yo no llego a soy fan pero si que respeto y le tengo consideración a su forma de razonar, solo tengo una objeción y es cuando dices que "los individuos tienen derecho sobre su cuerpo", porque aunque lo comparto totalmente porque me parece que no deberia quedar en manos de terceros la decisión de que un enfermo terminal sea mantenido con vida, ya que dependiendo de la conciencia del medico, se respeta o no el deseo del paciente de no ser sondado, o también, que nadie deberia cuestionar que un@ decida cambiar de sexo; dicho esto solo añadir que me parece que en caso que nos ocupa, no hablamos del "propio cuerpo"...si los humanos se desarrollaran en un medio extrauterino...eticámente cual seria la diferencia??

By Blogger josman, at 27 de marzo de 2009, 21:57  

evidentemente lo de ser o no sondado es solo una parte del suplicio, a veces lo es, que emplea la medicina para no dejar morir con dignidad a una persona porque el medico tiene unas determinadas creencias y su conciencia le dicta tal o cual, y al tiempo se valora poco o nada la decisión y/o voluntad tanto del enfermo como de sus familiares (caso Eluana), insisto, eso SI tiene que ver con el propio cuerpo y la propia vida...

By Blogger josman, at 28 de marzo de 2009, 10:50  

Gracias toño, me ha molado mucho el articulo.

By Blogger damupi, at 1 de abril de 2009, 8:04  

Ya me lo dijo un cliente una vez: "Una factura no es lo mismo que dinero, por lo tanto no te pienso pagar"

Saludos,

By Anonymous Anónimo, at 1 de abril de 2009, 18:42  

Muy fino y muy elegante, hasta que ves una foto de un feto de 14 semanas troceado y lo comparas con una bellota. Una bellota que eclosiona en el suelo fértil se parece más a un retoño de árbol que a un fruto seco. Y todo para negar una verdad incómoda: un embrión humano es un ser vivo de la especie humana. En realidad la mayoría de los abortos que se cometen son debidos a la comodidad de pensar que un ser humano es una bellota. Cuando esa mentalidad se extiende se entiende porqué aparecen recién nacidos en contenedores de basura

By Anonymous Anónimo, at 3 de abril de 2009, 0:18  

Saludos.

Lamentable interpretación del Estagirita. Se nota que el firmante carece de conocimientos filosóficos y escupe lo poco que entendió cuando alguien le habló de metafísica. Ciertamente un feto no es un niño, como éste tampoco es un adulto o un anciano, no obstante es el mismo ser, no otro-ser. ¡La metafísica! ¡Cuántos la usan y que pocos la entienden!

Saludos.

By Anonymous opusprima, at 3 de abril de 2009, 15:59  

Aunque esté un poco visto, parece que algunos no han leído lo que Sagan tiene que decir. Sin ideas preconcebidas, y sin dejar títere con cabeza.


http://argatea.blogspot.com/2006/08/la-cuestin-del-aborto-una-bsqueda-de.html

By Anonymous aluk, at 17 de abril de 2009, 21:23  

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?