14.8.10


El 'chandalismo revolucionario' 




Seamos sinceros: los supermercados deportivos Decathlon deberían llamarse Sofathlón, porque el 90% de los que vamos allí lo hacemos para comprar ropajes sueltos para estar en casa cómodos, tirados en el sofá. También nos ponemos el chándal cuando estamos de bajoncillo. El chándal en la esfera privada es mal síntoma: significa que no queremos salir a la calle, ni ver a nadie. Si el ser humano es el animal social (y político) por antonomasia, un ser humano en chándal es menos humano… (salvo que sea deportista, claro, pero aquí no hablamos de chándales y deportistas)

La cosa es que últimamente el chándal está invadiendo de manera inquietante la esfera política: la gente intolerante se está pasando al chandalismo. El precursor fue el fallecido Jesús Gil y Gil. Fue el primero en explotar el chándal fuera de la órbita deportiva. Luego llegó su émulo Torrente… También el sanguinario gangster Polly, de ‘Los Soprano’.

Fidel Castro llevó la épica del chándal (a veces de marcas estadounideses) a sus mayores cotas de gloria: sustituía nada menos que a la guerrera verde oliva. El chandalismo revolucionario ha prendido en Ahmadineyad y hace pocos días pudimos ver a Hugo Chávez recibir en chándal a Santos, nuevo presidente de Colombia.

Pero ¿qué indica el chándal en un líder revolucionario-intolerante? La cosa tiene varias lecturas. La populista: “voy en chándal, como mis conciudadanos. Soy un tipo campechano y normal”; la de macho alfa: “soy un tipo dinámico y de acción, por eso voy en chándal, como los deportistas”; y luego está la explicación real: “estoy un poco de bajón y no me ha apetecido vestirme bien, por eso te recibo en chándal en mi país, que al fin y al cabo es como mi casa, porque aquí hago lo que me da la puta gana”.

(Esta entrada se publica simultáneamente en Escolar.net)

Etiquetas: , ,





1 Comments:

Pues lo de ponerse un chándal para parecer un tipo del pueblo no sé yo... Bueno, si es de Decathlon y de la marca blanca, quizá, porque como te vayas a una marca conocida, más te vale comprar un traje de Adolfo Domínguez!

Totalmente de acuerdo en el cambio de nombre para ese establecimiento. Entre mis muchos vicios no se encuentra el de hacer deporte... y aún así frecuento bastante esta tienda.

Chao

By Blogger Rhiannon, at 15 de agosto de 2010, 21:32  

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?