7.5.14

Los cuatro pecados de la Fórmula 1 

La Fórmula 1 es un deporte. Los pilotos deben estar en una excelente forma para resistir la enorme tensión física y mental que impone la velocidad. Las fuerzas que provocan las constantes aceleraciones y deceleraciones del monoplaza en la estructura ósea de los pilotos les obliga a que tengan una masa muscular bien trabajada. La frecuencia cardiaca puede superar las 150 pulsaciones por minuto durante toda una carrera. Las temperaturas en el habitáculo del coche se disparan y la pérdida de hidratación alcanza entre los cuatro y cinco litros por carrera. Es además inexcusable la fortaleza mental que exige no cometer errores conduciendo a una media de más de 200 kilómetros por hora. Además está la estrategia, los condicionantes mecánicos, la gasolina, la intuición para leer la carrera… Hasta ahí el mérito de los pilotos, ingenieros y mecánicos. El resto de la Fórmula 1, y de las competiciones de motor en general, vomitivo.

Sigue leyendo en La Marea.

Etiquetas: , ,





0 Comments:

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?