4.1.08


Con la burbuja inmobiliaria estábamos mejor

El paro ha registrado en 2007 el mayor aumento en cinco años. La mitad de los nuevos desempleados proceden de la construcción. El 40% de los que han perdido el trabajo son inmigrantes… Estas cifras no sólo suponen un problema personal y económico para esos seres humanos. También social. Son el caldo de cultivo para más exclusión social, marginalidad y radicalización del discurso xenófobo. A esta coyuntura se suma la subida de precios y la pérdida de confianza de los consumidores.

El PP sale ahora en tromba contra el Gobierno para decir que la política económica ha fracasado. Sí, y seguirá haciéndolo, pero no es sólo la política económica de este Gobierno, sino de todos los anteriores. Todos los Gobiernos de la democracia han apostado siempre y en primer lugar por una fórmula hasta ahora mágica: ladrillo+sol+playa.

La construcción mueve un mundo de plusvalías, comisiones, y empleos directos e indirectos: canteras, fábricas de material, transportes, electricistas, fontaneros, intermediarios… Si se para la construcción, en España, se para todo. Irlanda era un país más pobre que España en 1986, cuando ambos entraron en la entonces Comunidad Económica Europea (hoy Unión Europea). Desde entonces, Irlanda ha apostado por la investigación y el desarrollo; ha apostado en basar su economía en el conocimiento. Hoy sus cifras económicas son excelentes.

España, en cambio y gobierne quien gobierne, ha basado su economía en el pelotazo, el dinero fácil, la comisión, los márgenes de beneficio escandalosos y en cortar el grifo de los sueldos de los trabajadores. Encima la productividad sigue por los suelos: somos el país del café, copa y puro. De las comidas de dos horas, del llegar a casa a las diez para no tener que bañar a los niños. El país del corto plazo y la improvisación. El país del patxarán después de cada comida y del BMW sea como sea.

Ahora nos pilla el toro y el PP querrá aparecer, de cara a las elecciones, como el salvador de la patria, cuando ha sido el enterrador jefe del cementerio. Al PP le viene de perlas esta coyuntura económica. Tras el fracaso de su estrategia electoral basada en la crítica a la política antiterrorista del Gobierno, ahora por fin han mordido en zona descubierta. “Es el ladrillo, estúpidos: hay que decirle a la gente que con la burbuja inmobiliaria estábamos mejor”. Esta frase retumba estos días, seguro, en los gabinetes de estrategia electoral de los dos grandes partidos.

Asistamos, con regocijo, al "populismo del ladrillo" que ha empezado a desarrollar el PP y al que, quizá, se sume el PSOE.

[Este post se publica simultáneamente en Escolar.net]

Etiquetas: , , ,





6 Comments:

La digna esposa del 'del rizo de las Azores' va diciendo que "...nosotros bajamos las hipotecas cuando gobernábamos". ¿Se han creído que nous sommes jilipolluás", como NO diría Baudelaire?. Qué tropa de mentiros@s...su forma de hacer economía queda reflejada en sus cifras de manifestantes.Definitivo.

By Anonymous Callarsus, at 4 de enero de 2008, 9:20  

Esta Santa Alianza, sí señor, es lo que estaba necesitando el blog.

Los irlandeses, probos, no han invertido en sol y playa cuando muy bien podían haberlo hecho.

Los gobiernos deciden el sentido de las inversiones privadas, y eso que estábamos en un mundo en el que las multinacionales mandaban infinitamente más que ellos.

En caso de duda, es ya entrañable, el PP tiene la culpa.

Otro año más.

By Anonymous David MP, at 4 de enero de 2008, 12:29  

Me parecerá maravilloso que los buitres especuladores que expolian a millones de ciudadasnos españoles vayan a engrosar las filas del paro, o mejor aún, que vayan a la puta miseria.

Y espero desde luego que ningún Gobierno acuda a sanear las finanzas de los gangters inmobiliarios que han asolado el País en la última década. Que se pudran. El banco no vino en mi socorro el mes que no fuí capaz de pagar mi cuota de hipoteca.

En cuanto a este blog, me parece maravilloso que su autor vaya reconociendo públicamente, día tras día, todas las singularidades de este país cutre que es la "cosa rarita" de Europa. Hace unos meses calificó de "racistas antiespañoles" a unos comentaristas que sostenían lo que él viene a decir ahora.

La verdad es como el corcho. Flota. Basta con esperar un poco y sale a la superficie.

By Anonymous vivien_leigh, at 4 de enero de 2008, 13:04  

Bueno, la que va a caer y los políticos a lo suyo.

Ellos tienen mucha culpa en esto porque son los que han abonado el terreno a base de ladrillo.

Pero también parte de la culpa lo tienen aquellos que se han metido a hipotecas imposibles, viviendas que no necesitaban (Seseña, Marina d'Horror) y a lijar la visa porque es navidad.

Y con los salarios que hay en España. Pues no da. He emigrado a un país donde además de molinos, tulipanes y futbolistas, hay salarios de casi el doble que en España y en el supermercado no te atracan.

Mientras en España la gente se manifiesta por la unidad de la familia, el derecho al botellón y porque hay dos señores que se quieren casar y a ver que van a pensar nuestros hijos, claro. Y así nos va.

By OpenID jorgeml, at 4 de enero de 2008, 16:43  

David de mis divagaciones:

Tu si que eres entrañable. Y mañana por la noche vendrán los Reyes Magos, Meljoy, Gaspebes y Baltaplana, a traer al Niño paro corrupción y deblacle de la economía en España.

En caso de duda, es ya de nausea, vayase Sr. Gonzalez / Zapatero es el Anticristo.

Felix Año.

C a r l o s.

By Anonymous Anónimo, at 4 de enero de 2008, 19:35  

El PP favoreció la especulación, cierto, e hizo posible que se convirtiera casi en una costumbre hipotecarse por segunda vez para comprarse un chalecito en alguna urbanización absurda de Valencia (En mi opinión, una de las causas de fondo reales de la victoria del PP en ambas comunidades), pero...

...pero, señores, no obligó a nadie, a nadie, a dedicarse a la especulación en lugar de a otras acciones más beneficiosas para la economía española. En esto tengo que darle una cierta razón al señor David mp: es demasiado fácil descargar todas las responsabilidades en los políticos, y dedicarnos los demás a ser ciudadanos "normales", que hacen "lo que hace todo el mundo", sin preocuparnos de las consecuencias políticas de nuestros actos.

En suma, un buen montón de españolitos "honrados" se ha dedicado a especular: esta es la verdadera causa de la burbuja inmobiliaria, y, de hecho, aquello que causa esta mentalidad es también la que ha causado que el PP (el partido, bases, simpatizantes, etc) sea como es.

By Anonymous nos, at 7 de enero de 2008, 20:16  

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas

This page is powered by Blogger. Isn't yours?