3.9.10


Lección de primaria para Stephen Hawking 


Querido Stephen, el que esto escribe es un agnóstico que se comporta como si Dios no existiera. En tu último libro, quizá motivado por tu razonable necesidad de ingresos, polemizas sobre asuntos que en otros tiempos no te interesaban y lo haces, por lo poco que he podido leer en la prensa, cometiendo errores de concepto (errores por cierto muy habituales entre hombres de ciencia y de religión).

Dices, por ejemplo: "Hay una diferencia fundamental entre la religión, que se sustenta en la autoridad, y la ciencia, que se basa en la observación y la razón. Esta última ganará, porque funciona". En primer lugar, la religión no se sustenta en la autoridad. Lo que se sustenta en la autoridad es la llamada “religión positiva”: los ritos, las jerarquías, las iglesias, los dogmas… La religión como sentimiento religioso se basa en la Fe que, si es auténtica es, por definición, individual, personal y conscientemente contraria a la razón. Y recordemos que el que cree en Dios lo considera omnipotente.

La gente con formación científica olvida muchas veces el pequeño detalle del significado de ese atributo divino. La omnipotencia implica que Dios puede hacer a la vez una cosa y la contraria: establecer y violar las leyes de la física, sodomizar a Newton y dejar a millones de niños morir de hambre y, con todo, ser infinitamente bueno. “Eso es imposible”. Sí para nosotros, no para Dios, que es omnipotente. Dios puede ser la nada. Desde el momento que uno tiene Fe está legitimado para ignorar la propia capacidad de discernir.

Es ingenua la trascendencia que gente con algo de formación científica (pero sin auténticas bases sólidas) otorga a la teoría del Big-Bang. Creen que esa teoría explica la existencia de las cosas y que con ella van a apear de la burra a los creyentes.

Desde hace milenios la filosofía es consciente de que nada explica racionalmente que algo exista. El Big-Bang puede describir el origen del Universo y cómo se formaron los planetas, nada más y nada menos. Pero el porqué de que haya entes y no más bien nada es algo que no tiene explicación, ni científica ni de ningún tipo y no la tendrá nunca (salvo en la fe, el mito, la ficción…). Sé que eres plenamente consciente de ello.

Por otro lado, sorprende la ingenuidad de tu afirmación de que la ciencia “se basa en la observación y la razón”. La ciencia es un producto humano y, como tal, antropocéntrico. Igual que la democracia a la convivencia, la ciencia actual es al conocimiento el menos malo y el más efectivo de los sistemas.

Hace siglos que los filósofos saben que no se puede dar por sentada esa facultad que tú llamas “razón”. Por otro lado, desde Pirrón y su discípulo Sexto Empírico y, después, desde George Berkeley, la facultad humana de la observación como “autoridad” para el conocimiento quedó demolida.

Al respecto de la razón y de la observación te recomiendo mucho esta brevísima lectura de un opúsculo de Nietzsche. Su tesis principal es que el ser humano solo ve los conceptos que él mismo ha creado. Seguro que lo encontrarás estimulante desde su primera línea:

“En algún apartado rincón del universo, desperdigado de innumerables y centelleantes sistemas solares, hubo una vez un astro en el que animales astutos inventaron el conocer. Fue el minuto más soberbio y más falaz de la Historia Universal, pero, a fin de cuentas, sólo un minuto…” (Sigue leyendo)

Etiquetas: , , ,





16 Comments:

Hace un tiempo que sigo este blog, pero creo que nunca he comentado nada. No me resisto a felicitarte por esta lúcida reflexión.
Otra cosa que me ha llamado la atención sobre este último libro de Hawking es que sostiene exactamente lo contrario que en el anterior... basándose en los mismos datos y casi la misma argumentación.
Por supuesto, aún no he leído el libro, así que hablo de oídas.

By Blogger Rhiannon, at 3 de septiembre de 2010, 14:05  

Understood

By Anonymous Stephen Hawking, at 3 de septiembre de 2010, 14:40  

Lo tomaré como una lección para mi también, muchas gracias.

Saludines,
YoMisma

By Blogger YoMisma, at 3 de septiembre de 2010, 14:53  

Hombre, de primaria tampoco es. Muchos científicos ignoran pasivamente –no la han leído- la obra de Nietzsche y activamente –saben que existe, pero pasan de ella- la de todos los escépticos que en el mundo han sido. A los científicos, hoy, no les hace falta la Razón, así en mayúsculas, les sobra con protocolos de acción racionales (humanamente, tampoco hay más), transparentes y sometidos estructuralmente, ellos y sus resultados, a la crítica de los colegas.
Observación e inferencia, sí valdría como definición. Sobre todo si recocemos y aceptamos los condicionamientos de la primera y la obligada racionalidad, transparencia y limitaciones de todas los tipos de la segunda.

Este párrafo es interesante:
“La religión como sentimiento religioso se basa en la Fe que, si es auténtica es, por definición, individual, personal y conscientemente contraria a la razón. Y recordemos que el que cree en Dios lo considera omnipotente.”

Naturalmente, el ‘si es auténtica’ está ahí para superar cualquier crítica. Pero, ¿es realmente esa fe supuestamente más auténtica, la ‘ingenua’, para entendernos, la más genuina?; ¿es la más habitual? ¿es más genuinamente religioso quien cree a pies juntillas en Dios, por encima de pruebas racionales, que aquel que conoce el poder de manipulación que para bien y para mal tiene la religión, y lo utiliza, dando así lugar a la forma de religión más auténtica que hemos conocido en toda la Historia de cualquier religión, aquella en la que la pura fe y su utilidad son, de antemano, inseparables?; ¿hay fe individual, personal?; ¿es ésta contraria a la razón, lo es conscientemente, o simplemente ignora, pasiva o activamente, los protocolos racionales y la crítica de los que antes hablaba?

La cuestión no es para resuelta aquí, mucho menos si es servidor quien lo tiene que hacer. Sí te doy la razón en que los científicos, a veces, cuando se meten en según qué asuntos, descubren mediterráneos que, en ciertos círculos, eran lugares comunes desde hacía siglos: pienso en Alan Sokal, y en su divertida crítica en “Imposturas intelectuales”. Se ríe de las pedanterías de los Deleuze, Kristeva, etc., con toda la razón, y cuando se pone a fundamentar su modelo de teoría del conocimiento nos presenta uno prekantiano y, lo peor, de una tosquedad que dejaba claro que sus conocimientos filosóficos eran muy similares a los matemáticos de Deleuze y cia.

By Anonymous DavidMP, at 3 de septiembre de 2010, 16:08  

Gracias por vuestros comentarios Rhiannon y YoMisma, y en especial a DavidMP por el suyo, que matiza, completa y abre las cuestiones tratadas en esta entrada. Por este tipo de debates merece la pena Internet.

By Blogger Toño, at 3 de septiembre de 2010, 16:51  

Hola, no estoy de acuerdo en algunas cosas.

No creo que un acto de fe o el pensamiento religioso de por si constituya una religión. Evidentemente Hawking se refiriría a esa "religión positiva" que comentas, y por tanto, coincides con él en que se basa en la autoridad.

Dices: "sorprende la ingenuidad de tu afirmación de que la ciencia “se basa en la observación y la razón”. La ciencia es un producto humano y, como tal, antropocéntrico. Igual que la democracia a la convivencia, la ciencia actual es al conocimiento el menos malo y el más efectivo de los sistemas."

No veo como una ciencia antropocéntrica a podido llegar a la conclusión de que no somos nada especiales ni como especie ni con un lugar especial en el universo. Eso es gracias a que, como dice Hawking, se basa en la observación en la razón. Estoy de acuerdo en que no es infalible pero es lo mejor que hay.

Saludos

By Blogger Dguin, at 3 de septiembre de 2010, 19:52  

jojo lo que me faltba por ver. He hecho hasta una captura para guardármela. Un cantamañanas enmendándole la plana a Stephen Hawking sobre, atención que va: ¡qué es la ciencia! jjajaja cuesta abajo y sin frenos, macho.

By Anonymous Anónimo, at 4 de septiembre de 2010, 10:38  

Querido anónimo, no sabes hasta qué punto soy un ignorante y un soberbio y sí: me encanta cantar por las mañanas. También me encantan los argumentos que rebaten otros argumentos.

By Blogger Toño, at 4 de septiembre de 2010, 10:45  

Mmm no creo que tengamos productos más antiantropocéntricos que los que ha generado la ciencia, pero no sólo en cuanto a como nos hemos acabado viendo gracias a ellos (nos han movido del centro del universo, nos han puesto a la altura del resto de bichos, han ocasionado incluso el fin de los dioses antropomorfos) sino también como hemos empezamos a ver el universo por su culpa, porque los hallazgos muchas veces son contraintuitivos y aparentemente absurdos (y no hay que irse a la física cuántica para volverse loco, la newtoniana ya es capaz de vapulear nuestras percepciones bastante bien). Los descubrimientos científicos y sus desarrollos técnicos son creaciones de magos locos, galimatías irracionales si uno intenta abordarlos desde la óptica antropomorfa que nos ha dado la experiencia de monos medianos, que han hecho sus cosas de monos, en nichos muy específicos durante millones de años.

By Blogger Heli, at 5 de septiembre de 2010, 0:28  

Antropocéntrico no es, sin duda, el adjetivo adecuado. Los productos científicos dependen de las capacidades de observación y de inferencia del hombre, y no menos de sus necesidades. Y éstas son variables: ni el científico de hoy observa lo mismo que Aristóteles, ni infiere exactamente igual, aunque lo primero haya cambiado más que lo segundo. En ese sentido el producto científico depende de las condiciones cognitivas y de las necesidades prácticas humanas, pero sus resultados no tienen porque ser antropocéntricos. ¿O acaso el hecho de que muchos científicos nos pongan hoy a la altura de otros bichos, como dice Heli, no es también el resultado de una cierta moda cultural demasiado humana? Muchos resultados científicos antiantropocéntricos, por seguir con el palabro imposible, son también incomprensibles sin tener en cuenta las necesidades y modas humanas del momento.
Respecto a la ciencia como actividad de magos locos, creo que eso también ha cambiado mucho, hoy en día la situación se explica mucho más como el resultado del trabajo de una ‘Community of Inquirers’, por usar la denominación acuñada por Peirce, que del genio individual, aunque este último aspecto siempre termine teniendo cierta influencia

By Anonymous DavidMP, at 5 de septiembre de 2010, 14:08  

"por qué", no porque.

By Anonymous DavidMP, at 5 de septiembre de 2010, 14:14  

No, no dije que la ciencia sea una "actividad de magos locos", pero si la miras desde la experiencia de mamífero de andar por casa, sin vislumbrar como funciona, si que lo parece. Para los ignorantes que no atienden más que a sus dimensiones cotidianas la ciencia es, como decía Clarke, indistinguible de la magia.

By Blogger Heli, at 5 de septiembre de 2010, 18:53  

Me encanta ver como vas por las ramas con el tema, buscando la paja en el ojo de Hawking y no ves el Empire State Building en el tuyo.

Así que antes de llegar a Nietzsche pásate por Pavlov y avanza por ahí, porque la fe religiosa no es ignata. La fe religiosa se introduce a los niños a base de miedo, sudor y lágrimas desde la más tierna infancia. Curiosamente la edad en la que estamos programados evolutivamente para creer a pies juntillas lo que nos enseñan nuestros progenitores. Y esta realidad, que es la credulidad de la niñez, es un recurso evolutivo que se ha demostrado muy efectivo para criar a los humanos a salvo de los peligros. Y ha sido así durante miles de años hasta que construimos una sociedad que empezó a ser mas civilizada y empezaron a desaparecer esos peligros y evolucionamos, y apareció esa cosa que se llama adolescencia que empezó a ser reconocida y tomada realmente en serio hace apenas 100 años. Y esa realidad se demuestra con el simple dato de que tu tienes la misma fe de tus padres y no la pones en duda hasta que ya eres un preadolescente. Pero para eso la religión cuenta con ritos iniciáticos para intentar mantenerte atado a ella y muchos de ellos se llevan a cabo cuando aun no tienes conciencia crítica.

También me resulta gracioso que mentes a Nietzsche que afirmaba: "tener Fe significa no querer la verdad" y la lectura que has pegado sobre la razón y la observación, y que no seas capaz de saber que inevitablemente puede aplicarse a cualquier fe o religión organizada. Porque la religión y la fe está totalmente deformada y retorcida por la sociedad que la crea y la usa. Y un pequeño recorrido por las diferentes clases de creencias que hay del mundo así te lo demuestran.

Lo que mas me aburre ya, es la continua tendencia a que se exija a los ateos y científicos que demuestren continuamente que Dios no existe. Cuando es la ciencia la que evoluciona y mejora en sus propuestas para llegar a un mejor conocimiento de nuestro universo, mientras que fe y religión retuercen sus dogmas sin parar para intentar adaptarlos a una realidad que cada día les deja mas en evidencia. Me parece increíble poner a la misma altura el pensamiento y razonamiento científico que la fe o la religión e irse por las ramas con el tema de la "auténtica fe" en el interior de las personas. Aunque sea de soslayo y acusando a Hawking de buscar notoriedad y de no entender los conceptos. Tienes un ego que no te cabe en el blog. Hay que ser caradura y manipulador.

Me da la sensación de que tu agnosticismo no es mas que una postura cobarde, para no romper con el CONDICIONAMIENTO que recibiste de niño por parte de tu familia o educadores de colegio religioso y que guardas con cariño a pesar de saber que todo es mentira, me reafirmo ¡COBARDE!.

By Anonymous Anónimo 2, at 11 de septiembre de 2010, 18:21  

Anónimo 2, para mí la fe es un invento humano. La razón también. Sospecho que conocer la verdad es imposible y que vivimos en una mera interpretación de la realidad absolutamente condicionada por el lenguaje. La cultura, la ciencia, las naciones, las creencias, los valores, la realidad… todo me parecen artificios que cambian con el tiempo. Soy una persona que duda de todo y que, si intenta comportarse de manera ética es por un altruismo egoísta. Simplemente intento tratar a los demás como me gustaría que me trataran a mí. He decidido respetar ese principio, que también es artificial, incluso aunque ni siquiera esté seguro de que existan los demás… Lo único que tengo claro es que merece la pena seguir aquí (y que sólo merece la pena si el resto de la gente también lo cree así).

La ciencia es útil a veces (muchas veces). Nada más.

By Blogger Toño, at 13 de septiembre de 2010, 11:03  

Que la ciencia no tenga todas las respuestas no significa que debamos llenar esos vacíos con la religión.

By Anonymous Anónimo, at 18 de septiembre de 2010, 19:53  

Muy interesante tu reflexión... aunque el argumento de la omnipotencia sigue sin valerme para justificar la existencia de un Dios.

By Blogger Omelette, at 18 de septiembre de 2010, 21:09  

Post a Comment

Creative Commons License
Obra acogida a una licencia de Creative Commons

Estadísticas TOP Bitacoras.com

This page is powered by Blogger. Isn't yours?